Cuando el cine se junta con la gastronomía

Las mejores recetas vistas en TV

Ahora tenemos a nuestra disposición todas las recetas que podamos imaginar y cocinar. En Internet podemos encontrar millones de recetas, tanto de nuestra gastronomía, como de todo el mundo.

Hay incluso blogs especializados en los que nos muestran las diferentes maneras de hacer quesadillas, de preparar recetas wok, o todo lo que quieras.

Las mejores recetas vistas en TV

No hace tanto, si querías una receta de cocina tenias que pedírsela a tu madre, tu abuela, una vecina o una amiga. No era raro que al ir a comer a casa de algún familiar, terminases la comida pidiendo la receta al cocinero. O que te regalaran un recetario de cocina al abrir una cuenta en el banco.

Esa era la forma en la que las diferentes recetas pasaban de unas manos a otras.

Pero ahora, hay miles de libros escritos por los mejores chefs del mundo, compartiendo con nosotros sus trucos y recetas. Tenemos a nuestra disposición videos que nos explican cómo se hacen los platos, ya no se limitan a una foto para que veamos cómo queda el plato.

Y también hay cada vez más programas de televisión en los que se cocina. Desde Masterchef hasta Cocina con Bruno Oteiza. En ésta web puedes ver el programa de Pesadilla en la Cocina, uno de los muchos que hay.

Incluso hay programas especializados en repostería, en los que únicamente se hacen postres. Unas de las mejores recetas de dulces que he visto en televisión ha sido la de un bizcocho de plátano. Si queréis hacerlo, aquí explican paso a paso varias recetas de este dulce que no os podéis perder.

Precisamente, ha sido en la televisión donde he encontrado muchas buenas recetas que después he puesto en práctica. Me acuerdo de unos chipirones rellenos con una salsa espectacular que vi en el programa de Los hermanos Torres.

Tanto éste, como el programa de Karlos Arguiñano, los echan precisamente a la hora de comer, cuando se pueden sacar muchas ideas para luego ponerlas en práctica.

También recuerdo una receta de salmón en costra, que no es ni más ni menos que un lomo de salmón con una salsa bechamel, envuelto en una hoja de hojaldre. Aunque parezca muy complicado, luego tu puedes adaptarlo a tus gusto y necesidades y hacer tuyo el plato.

Además, seguro que ves muchas recetas que no conocías, porque en cada región tienen sus recetas y costumbres, y todo eso enriquece la cultura gastronómica de uno.